top of page

Psilocibina:
Pasado, Presente y Futuro.

Pedro Brasa | Febrero 2022

Los efectos particulares que producen los hongos “mágicos”, han hecho que las personas pasen de adorarlos, a satanizarlos y hoy, investigarlos desde una perspectiva científica por sus aplicaciones clínicas y terapéuticas. Abriendo así, las puertas a una nueva etapa en nuestra relación psicodélica con estos seres de la naturaleza.  

 

La psilocibina, el compuesto activo de estos hongos, tiene un bajo nivel de toxicidad y no produce adicción, es una sustancia relativamente segura. Cuando es consumida, se une a los receptores de serotonina produciendo cambios en la percepción y el estado de ánimo. Aumenta la interconectividad del cerebro y se producen alteraciones audiovisuales que pueden llevar al consumidor a tener una experiencia mística, recreativa, terapéutica y en algunos casos, aterradora. 

 

Existe evidencia del consumo de este tipo de hongos en diferentes partes del mundo desde hace miles de años. Antes de tener acceso a la ciencia y tecnología, el origen de estas experiencias sólo podría atribuirse a lo divino, y así estos hongos se usaban de forma sagrada por diferentes culturas alrededor del mundo. 

Uno de los últimos lugares donde se siguió practicando el uso ritual y sagrado de los hongos psilocybe fue en México. Aquí son utilizados por algunos curanderos de la sierra de Oaxaca que han conservado, en la medida de lo posible, las tradiciones y formas de uso que les enseñaron sus ancestros. 

En esa misma sierra comenzó la “segunda ola” del uso de esta sustancia. En 1957, se publicó un artículo escrito por R. Gordon Wasson para la revista Life, en el que hablaba sobre su encuentro con María Sabina, sacerdotisa que se convertiría en un ícono del movimiento psicodélico de la época. La comunidad científica y artística mostró gran interés provocando la llegada de miles de personas de todo el mundo buscando una experiencia espiritual o sanadora. 

Rápidamente comenzó a utilizarse por diferentes médicos, psicólogos y psiquiatras debido al potencial que representaba para comprender más a fondo la mente humana, los trastornos psiquiátricos y posibles nuevas alternativas para el tratamiento de los mismos. 

 

A principios de los años 70 se prohibió la comercialización de esta sustancia, forzando una pausa a los estudios y tratamientos que se estaban realizando.  

El resurgimiento de la psilocibina se dió, en gran medida,  gracias a que en los últimos años se ha permitido realizar estudios controlados una vez más. Comprobando así, la seguridad y eficacia de este compuesto natural para inducir experiencias psicológicas que son efectivas en el tratamiento de ansiedad, depresión y trastornos relacionados con el uso de sustancias. También se ha visto que aumenta el bienestar general de las personas sanas cuando la experiencia se lleva a cabo de forma segura y acompañada por personas capacitadas para brindar la contención necesaria. 

Se estudian los posibles beneficios del consumo de microdosis o cantidades muy pequeñas de esta sustancia para aumentar las capacidades cognitivas y tratar algunos trastornos como la depresión o el déficit de atención. 

 

Hoy estamos frente a una nueva etapa en nuestra relación con la psilocibina. Cada día se escucha más sobre el uso de este tipo de sustancias, aunque no siempre son las mejores historias. Es muy importante mencionar que las condiciones emocionales del individuo, el ambiente dónde se encuentra y las personas que le acompañen son factores que determinan el tipo de experiencia que se puede tener.

El consumo de forma irresponsable, mezclado con otras drogas cómo el alcohol, unido a la falsa creencia de que este tipo de herramientas son aptas para todas las personas y situaciones, ha provocado que algunos individuos tengan experiencias traumáticas y peligrosas. 

La forma más segura de acercarse a esta sustancia, es con el acompañamiento de una persona capacitada. Si buscas un acercamiento terapéutico, que sea de la mano de alguien con preparación profesional. Existen psicólogos o clínicos certificados que pueden asistirte en el proceso. Las ceremonias y rituales que son llevados por verdaderas mujeres u hombres chamánicos, también pueden tener un gran potencial transformador y terapéutico para los participantes. 

 

Estamos en un momento de gran importancia en el que todo apunta hacia una nueva forma de psicoterapia y una alternativa para algunos medicamentos psiquiátricos.

El potencial de esta sustancia va más allá de sus aplicaciones clínicas, es una herramienta de desarrollo personal, expansión de la consciencia y autoconocimiento, que puede traer avances artísticos, sociales, tecnológicos y ambientales. 

El futuro legal y las diferentes formas de uso de la psilocibina dependen, en gran medida, del nivel de responsabilidad con el que se consuma en el presente.

WhatsApp Image 2022-02-13 at 12.40.49 PM.jpeg
bottom of page