top of page

Acerca de

El génio psicodélico de Syd Barrett

Daniela Paullada | Enero 2022

MTY5NDg4NjIwMDU3NTM1OTYz.webp

Syd Barrett (Whittuck/ Redferns) 

Pocos saben que la mente detrás de la épica banda, Pink Floyd, fue Syd Barrett. 

 

En sus inicios, la banda fue liderada por el compositor y guitarrista principal Syd Barrett. En el bajo teníamos a Roger Waters, en la batería a Nick Mason y como tecladista estaba Richard Wright.

 

Como se describe en el libro Crazy Diamond: Syd Barrett and the Dawn of Pink Floyd, la banda fue impulsada por la inmensa creatividad de su líder. Su lírica mezclaba misticismo y un juego de palabras único, éstas acompañadas de un estilo de guitarra experimental que hacía uso de máquinas de eco y otras distorsiones. 

 

En la primavera de 1967, Pink Floyd estaba a la vanguardia del movimiento de rock psicodélico. El rock psicodélico es un tipo de rock que fue muy popular en la década de los 60 's. El género estuvo fuertemente influenciado por alucinógenos o las drogas conocidas como “expansoras de mente” tal como la marihuana y el LSD. 

 

Barrett fue el responsable de escribir la mayor parte de los primeros álbumes de Pink Floyd, siendo pionero en técnicas de guitarra como el “feedback”, la disonancia y la distorsión. Con una imaginación visionaria, persiguió el rock ácido (un subgénero del rock psicodélico que aparece a partir de la alta popularidad del consumo del LSD) en su exploración y experimentación músical en el primer álbum de su banda, "The Piper at the Gates of Dawn" (1967). El rock ácido se le atribuía a bandas que jugaban con solos e improvisaciones que podían llegar a durar más de 20 minutos. El álbum permanece como un clásico de la era psicodélica. 

El encuentro de Barrett con los psicodélicos tuvo un impacto masivo en la manifestación creativa del grupo. Crearon un sonido único e inigualable, acompañado de las líricas de Barrett que parecen haber sido extraídas de reinos desconocidos al humano. 

 

La combinación de su música, su lírica y su presentación en el escenario fue lo que captó la atención de tantas discográficas. Fueron pioneros en espectáculos de luces psicodélicas, jugando con efectos especiales espectaculares y creando elaboradas construcciones escénicas. Tristemente, a la par que Pink Floyd comenzaba a considerarse una de las bandas más influenciales y vanguardistas del rock inglés, Barret ya era un desconocido de su propia realidad, pues su incesante consumo de drogas lo apartaba de ella. 

Por hacías del destino, uno de sus amigos (y eventual reemplazo), David Gilmour notó la decadencia paulatina en Barrett. Sufriendo de “agotamiento nervioso”, el grupo tuvo que cancelar varios eventos y en los que no llegaba a cancelar, Gilmour se veía obligado a sustituir a Barrett cuando éste colapsaba. En 1968, el éxito de Pink Floyd era incuestionable, y éste dio paso al final quebramiento de Syd. 

 

Trágicamente fueron las mismas fuerzas creativas de Syd que llevaron a su banda al éxito que lo terminaron guiando por un camino de autodestrucción, en donde los otros miembros no tuvieron otro remedio más que expulsarlo de la banda en 1968, poco después de haber llegado a las grandes ligas. Debido a su adicción al LSD, su genio creativo colapsó trágicamente a una esquizofrenia.

 

A pesar de que Barrett solamente fue parte de Pink Floyd durante apenas tres años de sus tres décadas de carrera, su espectro psicodélico persiguió a la banda por el resto de su existencia, y su presencia se siente en algunos de sus mejores trabajos como lo es "Shine on You Crazy Diamond", canción dedicada a su ex líder del noveno álbum de estudio "Wish You Were Here" (1975). 

 

En el caso de Syd Barrett, las drogas comenzaron a afectar su capacidad de tocar la guitarra, y en lugar de expandir su mente, habían comenzado a envolverlo. Sin embargo, los fanáticos hasta la fecha argumentan que gracias a su experimentación con psicodélicos se construyó Pink Floyd junto con su sonido pionero. 

 

En 1996, el salón de la Fama del Rock and Roll los citó como “los arquitectos de dos grandes movimientos musicales: el rock espacial psicodélico y el rock progresivo basado en el blues”. Gracias a esta apertura en la conciencia, la lírica de la banda habla de temas políticos, sociales y emocionales, volviendo tangible lo intangible del ser humano.

Referencias

Whittuck, A/ Redferns. Syd Barrett [Fotografía]. BIOGRAPHY. https://www.biography.com/news/syd-barrett-pink-floyd

MTY5NDg4NjIwMDU3NTM1OTYz.webp
bottom of page